top of page

"Todo tiene su momento perfecto"

¡Qué bonito suena eso de que “todo tiene su momento perfecto”! Muchos piensan que tan solo se trata de una frase que se utiliza cuando no se sabe qué decir, cuando no se puede explicar algo o sencillamente cuando una persona quiere obligarse a creer que así es, buscando cierta esperanza.


Pero… ¿Qué tan cierto es? ¿De qué se trata el supuesto momento perfecto que tanto escuchamos?

En la Biblia está escrito:

“Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso bajo el cielo”. Eclesiastés 3:1

Lo que quiere decir que sí existe un momento para cada acontecimiento, pero es importante entender que no depende de nosotros, sino de Dios.


A veces nos empeñamos tanto en una cosa, quizás pensamos que es lo mejor que nos puede suceder, y hasta se lo pedimos cada instante a Dios para que lo haga realidad. Pero si no es el momento ideal, no sucederá. Porque Él solo quiere cosas buenas para nosotros.


Date cuenta que cuando apresuras las circunstancias y obligas que algo ocurra, la mayoría de las veces te sale mal o te provoca consecuencias negativas… porque pasó a tu tiempo y no en el de Él; a tu manera y a la suya.


¿Cómo sé entonces cuándo es el tiempo de Dios?



Si te estás preguntando cómo sabes cuando algo viene de Dios, te diré que cuando es así sientes paz, tranquilidad y amor. Sientes una satisfacción y gratificación enorme, así como la certeza de que es lo bueno y correcto. Por tanto, cuando algo te altera, te intranquiliza y te afecta, no está sucediendo bajo los planes de Él.


Ojo, esto no quiere decir que no viene con tribulaciones o aflicciones, pues muy probable que continúes siendo probada o procesada, sino más bien que en medio de todo eso experimentas esa paz que sobrepasa todo entendimiento.


Son muchos los testimonios que te pueden confirmar todo lo explicado, incluso en tu vida estoy segura de que han ocurrido estas realidades, aún sin que te hayas percatado.


Cuando algo “sucede en su momento perfecto”, es cuando todas las piezas encajan, cuando cada cosa parece estar en su lugar, cuando a tu alrededor todo se acomoda para ello y se crean las circunstancias perfectas. Aun cuando se trata de un episodio doloroso, en el fondo sabes que es lo que debía suceder.


Todo, absolutamente todo se posiciona a favor de las circunstancias cuando Dios permite que algo ocurra.


Así que si te encuentras en este momento pidiendo por algo especial... ten paciencia, espera. En su momento perfecto llegará.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page