top of page

Dios tiene un plan para ti

Iniciemos por hacernos la siguiente pregunta: ¿Qué es un plan? Plan emana del vocablo latino planus que puede traducirse como “plano”.


Un plan es una intención o proyecto. Se trata de un modelo sistemático que se elabora antes de realizar una acción, con el objetivo de dirigirla y encauzarla. En este sentido, un plan también precisa los detalles necesarios para realizar una obra.



Ahora que ya conocemos la definición de plan o plano, me gustaría que reflexionaras en lo siguiente:


Cuando construyes algo necesitas un plano. Si construyes sin un plano, probablemente lo que construyes no saldrá bien. El cableado no iría en el lugar correcto, los marcos de las puertas podrían quedar chuecos, las paredes podrían no estar derechas; ¡todo podría quedar mal! Sin el plano, nada queda bien.

Tú y yo también necesitamos un plano para nuestras vidas. Necesitamos uno que nos guíe para construir nuestras vidas correctamente, y este ya lo tenemos: la Palabra de Dios.


La Biblia es Dios hablando contigo y mostrándote cómo “construir” tu vida. El Salmo 119:105 dice: “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”.


No sabemos cómo es el futuro, pero Dios sí lo sabe. Su Palabra es la que ilumina Su plan para nuestro futuro; nos muestra por cuál camino seguir, cómo construir bien nuestra vida. La fe proviene de la Palabra (Romanos 10:17) y es con fe como vivimos una vida de victoria (1 Juan 5:4).



Tal vez algo ha sucedido en tu vida que te ha sorprendido por completo. Hace años mis padres se divorciaron y también he enfrentado la pérdida de mis abuelos. Nunca pensé el tener que decidir si me quedaba con papá o con mamá, y cómo hacerle para no sentir un vacío y una tristeza al perder a un ser querido; hasta que un día fui totalmente sorprendida.


Me he dado cuenta que las cosas nunca suceden de la manera que esperamos y con frecuencia nos sorprendemos por la forma en que suceden las cosas.

Pero también he aprendido que aunque seamos sorprendidos, Dios nunca se sorprende. Él no está sentado en Su trono mirando tu vida y diciendo: “¡Vaya, yo no sabía que eso iba a pasar!”. Él nunca ha dicho eso. Siempre ve lo que está adelante y suple para ello.


Jeremías 29:11 dice: “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”

Aún cuando algo terrible ha sucedido, Su plan todavía sigue en marcha. Puede ser que las cosas no se vean como lo esperabas, pero Él no ha cambiado de opinión acerca de ti o de Su plan para tu vida. El plan no ha sido descartado simplemente porque no se ve lo que tú esperabas. Dios sabe exactamente cómo llevarte de donde estás hasta donde Él quiere que estés.


Apegándome al plan de Dios


Hace siete meses mi abuela paterna falleció, yo tenía 8 meses de embarazo y el recibir esta noticia me puso demasiado triste. Recuerdo que ese día me encontraba leyendo la Biblia, contesté mi celular y mi papá me dijo: tu abuela ha fallecido. Me pidió que le comunicara a mi esposo y sus palabras hacia él fueron: quédate a su lado, que esté tranquila y que no se altere; y así lo fue, sentí el consuelo de Dios a través del calor y el amor de mi esposo, lloré mucho y después de sacar todo lo que traía dentro, respiré hondo y profundo.


¿Quieres saber qué pasó después? Volví a retomar el estudio de la Palabra, ese día no dejé de leerla aunque el día estuvo muy difícil para mí. Mi vida parecía que se hacía pedazos, pensaba en mi abuela y en mi bebé que estaba a poco de nacer, que no le fuera a afectar mi tristeza y que no naciera antes de tiempo, pero sabes algo, me aferré a la Palabra, y aunque fue un tiempo difícil, tengo que decir que es el tiempo en que más me enamoré de Jesús y más me acerqué a Él.


Cuando me sumergí en Su Palabra, volví a tener un encuentro con Él de una manera nueva y poderosa. Sin duda alguna, ese era el plan que Dios tenía para mí en ese momento, que lo buscara y me acercara más a Él. Así que cuando vengan los problemas a tu vida, consulta el plano, ¡consulta la Palabra de Dios!


Él también ha visto hacia adelante en tu vida y Él ha provisto para ello. Su buen plan se cumplirá en tu vida, aunque después de que algo terrible haya sucedido. Puedo testificar que esto es verdad. ¡Puede ser verdad para ti también si sigues creyendo y sigues adelante con Dios!

No importa lo que haya sucedido en tu vida. ¡Él tiene una manera de llevarte de la pérdida a la ganancia! Él quiere que tú lo creas.


Después de todo lo que he pasado, puedo decir que Dios me ha dado muchas otras cosas, porque Él es y siempre será un Dios que da y aumenta. Él también lo puede hacer por ti si sigues creyendo en Él. Lo haces cuando escudriñas Su Palabra y descubres que Dios es más que suficiente para todo.


Confía en el PLAN que Él tiene para tu vida, deja que guíe tus pasos y haga Su obra en ti.


¡Dios te bendiga!

129 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page