top of page

¿Es posible vivir en gozo a la velocidad que va este mundo?

“porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza.” (Nehemías 8:10)


Si consultamos el diccionario bíblico podemos ver que la palabra “gozo” está relacionada con la alegría, el deleite y el regocijo, por lo que simplemente estos versos nos están diciendo que necesitamos entender que nuestro gozo como hijos de Dios no tiene que ver con la circunstancia, sino con saber que nuestra fortaleza proviene de Dios.


Ahora bien, ¿podemos vivir gozosos en medio de tantas circunstancias adversas, en medio de los procesos y en medio de las pruebas? Pero sobre todo: ¿es posible vivir en gozo a la velocidad que va este mundo? Pues la queja general de esta generación es que entre la ansiedad y el estrés no hay tiempo para alegrarnos, para deleitarnos, para regocijarnos (al menos no integralmente), pues cada día tenemos menos tiempo y más ocupaciones. 


La presión de la urgencia a la que nos vemos expuestos muchas veces nos deja en un estado de frustración, tal que definitivamente lo último que sentimos es gozo, pero justamente debemos recordar que así como Pablo y Silas que en medio de sus tribulaciones adoraron (Hechos 16:25-36), nuestro mejor contraataque es GOZARNOS EN MEDIO DEL PROCESO Y LA RUTINA.



En lo particular, al responder la pregunta inicial te diría que sí, es posible vivir en gozo en medio de tantas situaciones, pero no podemos hacerlo solos, NECESITAMOS A DIOS llevándonos de la mano, por lo que nuestro gozo está directamente proporcionado a nuestra obediencia y caminar bajo la voluntad de Dios. Este sería el primer paso: cultivar la intimidad con Dios en todo momento y entender que nada será mejor para nuestra vida que su voluntad.


Nuestro caminar en Cristo no siempre será fácil, pero debemos entender que quien nos hizo la promesa de estar con nosotros hasta el fin ES FIEL (Hebreos 10:23), y que si nos agarramos de su mano podremos alegrarnos, cantar alabanzas (Salmos 9:2), sin importar la circunstancia y lo rápido que va la vida.


Recuerda y ten presente que DIOS va en primer lugar, que la tanta actividad te obliga a tener PRIORIDAD, y para poder definir lo anterior, de vez en cuando necesitas PAUSA, y en la quietud y calma entender que la fuente de tu gozo está más allá de las limitantes de este mundo.


¡Dios te bendiga siempre; vamos a seguir gozándonos y agradeciendo a Dios su infinito amor!

40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page